Últimamente hemos podido ver en TV la presencia de personas con SD en varios espacios publicitarios. Parece que diferentes entidades o empresas han visto en el SD un factor positivo para su promoción. Es una buena noticia, porque, más allá de la estrategia comercial que hay detrás, el hecho de que aparezcan personas con discapacidad en la publicidad ayuda a hacerlas visibles. Y en un mundo donde se llega a afirmar que lo que no sale por TV no existe,  esta presencia es fundamental. Caja Madrid ha dado un paso más y ha lanzado una campaña publicitaria de su obra social, en la que se incluyen dos spots protagonizados por personas con SD. Uno es un vídeo musical y el otro, un manifiesto al estilo Barack Obama: Sí, podemos. Se trata de una apuesta clara a favor de la integración dando voz a los protagonistas. Felicitamos a Caja Madrid y a la productora Tesauro por esta campaña.

Si los espectadores del anuncio son capaces de ver en él a unas personas reclamando su sitio en  la sociedad y no a unos discapacitados haciendo un anuncio, la campaña habrá valido la pena.

Anuncios