La Fundación Ludàlia http://www.ludalia.com/nouLUDcastellano/nouLUDALIApresentacion.html es una entidad sin ánimo de lucro que se dedica a promocionar el ocio y la cultura entre los jóvenes de 18 a 45 años con discapacidad intelectual, con necesidades de soporte intermitente y limitado.
El objetivo que da sentido a Ludàlia es compartir con la sociedad las capacidades diferentes de estas personas y su derecho al ocio y la cultura mediante actividades y proyectos inclusivos.
Las actividades se realizan en espacios normalizados y a disposición de la sociedad, cuentan con el soporte de un equipo de monitores especializados y están pensadas para favorecer la relación cualitativa, la amistad y la interacción entre los participantes.

Últimamente, algunos medios de comunicación se han hecho eco del trabajo de esta fundación. Destacamos  un reportaje emitido por TV3: http://www.tv3.cat/videos/472379

Y un artículo del periódico “El Punt“. Aquí lo tenéis:

 Divertirse sin complejos

ludalia1   ludalia2

Domingo, 7 de Diciembre 2008

La Fundación Ludàlia es una entidad dedicada a promocionar el ocio y la cultura entre las personas con discapacidad intelectual. Cada domingo por la tarde estos joves tienen una cita en la discoteca Luz de Gas.

SUSANA PÉREZ. Barcelona

«En cualquier otra discoteca tengo miedo a que me insulten. Aquí disfruto muchísimo. Estoy más tranquilo.» Es el testimonio de David Balmaña, un barcelonés alto y delgado de 21 años, un asiduo a la discoteca Luz de Gas las tardes del domingo. Su asiduidad le permitió conocer a Marta Rodríguez, una chica morena de 20 años de Badalona. Hace dos años que son pareja. «Cada domingo bailamos en la discoteca y nos hace mucha ilusión venir», explican.

Hace siete años que la Fundación Ludàlia trabaja para ofrecer espacios de ocio a los jóvenes de entre 18 y 45 años con varias discapacidades intelectuales, como parálisis cerebral, síndrome de Down o síndrome del cromosoma X frágil. El proyecto de la discoteca es pionero en Cataluña. Cada domingo más de cien de jóvenes procedentes de cualquier punto del territorio se encuentran en la sala, que, aunque está destinada a jóvenes con discapacitat, no es exclusiva para ellos. También hay personas sin ningún tipo de discapacidad, aunque no es lo más habitual. Ludàlia lleva a cabo sus actividades en espacios normalizados y a disposición de la sociedad. Es por este motivo que «la discoteca ofrece la misma música, tiene los mismos camareros y el mismo disck-jockey que cualquier otro día. Eso sí, bajamos un poco la música, dejamos las luces más tenues y no servimos bebidas con alcohol, pensando en los jóvenes que se medican», relata Consol Ferrer, directora de la entidad. El precio de la entrada es de 7 euros e incluye una bebida. El dinero que se obtiene se destina a los gastos de este y otros proyectos de la Fundación. Luz de Gas cede el local y pone el personal de forma desinteresada. «No dudé en abrir las puertas de la discoteca a este proyecto», afirma Fede Sardà, propietario del local.