Desdramatizar la discapacidad. Acabamos de descubrir un vídeo que tiene esa finalidad. Un monólogo protagonizado por Ana Clara Tortone en el que nos cuenta, en clave de humor, su experiencia como madre de Augusto, su hijo con síndrome de Down.

No es la primera iniciativa de este tipo de Ana Clara Tortone. De las experiencias con su hijo ha surgido la serie de dibujos “Beto”, de la que ya os hemos hablado en este blog.
Estamos seguros de que el humor puede servir de una manera muy efectiva para, desdramatizar la discapacidad, uno de los objetivos sin duda de nuestro blog.

Anuncios

El área de ocio de Dincat ha presentado el decálogo “10 pautas para apoyar a una persona con discapacidad intelectual o del desarrollo como cliente”.

El objetivo del documento, que se ha editado en formato de bolsillo y de poster para colgar en los comercios, es:

Ayudar a superar las barreras que dificultan establecer una relación adecuada con las personas con discapacidad en el momento de ser atendidas como clientes en restaurantes, cafés, tiendas, etcétera.

Romper estereotipos y actitudes negativas por la falta de formación e información sobre el colectivo.

Conseguir que las personas con discapacidad puedan disfrutar de los servicios que ofrece la comunidad.

“Mira la diferencia con ojos de niño.” Este es el mensaje que nos quiere transmitir la Associación Noémi (http://www.assonoemi.fr/) a través de este vídeo.

Aparentemente, podría parecer un mensaje un tanto edulcorado. Pero sólo aparentemente.

La Associación Noémi tiene como objetivo cambiar la mirada de la sociedad sobre las personas con discapacidad. Se proponen reconducir la mirada hacia las capacidades y la dignidad de estas personas y llevar a cabo dicho cometido movidos por el optimismo y el positivismo, lejos de la fatalidad y la negatividad habituales en estos casos.

¿Qué significa, pues, “mirar la diferencia con ojos de niño”? Después de ver este vídeo experimental, parece que significaría “ver a la persona, lo que hace, mucho antes que la diferencia” o, al menos, eso es lo que nos enseñan los niños que participan en esta experiencia.

¿Qué paraliza, pues, a unos adultos que hasta ese momento habían jugado como niños a hacer muecas sin rubor cuando descubren que la persona a imitar tiene una discapacidad? ¿Qué les incomoda? ¿Qué les inquieta? ¿Qué les mueve a mirar a un lado y a otro? ¿Qué les hace dudar sobre lo que deben hacer?

Probablemente, estas son las preguntas clave, las cuestiones de fondo, los cimientos de nuestras representaciones mentales entorno de la discapacidad. Son las preguntas que deberíamos ser capaces de responder con sinceridad y plena conciencia, antes de construir nuestro discurso sobre la diferencia.

Sólo analizando, reviviendo las sensaciones y las inquietudes que tenemos o hemos tenido ante una persona con discapacidad de forma sincera, podremos llegar a entender hasta qué punto nos incomoda encontrar en el otro una representación diferente de la esperada. Y quizás entenderemos también que la construcción de la imagen que tenemos de nosotros mismos se basa en el reflejo continuo con los que nos rodean hasta obtener una zona de confort que nos da seguridad y nos permite aceptarnos y ser aceptados.

A todo esto tenemos que añadir la educación que hemos recibido, la cultura donde hemos crecido y, sobre todo, el implacable avance de lo “políticamente correcto”, que ante la interpelación de la diferencia se encargará de paralizar cualquier respuesta considerada inadecuada o improcedente al mismo tiempo que nos bloqueará  la sinceridad y la apertura mental frente a los interrogantes. Si imito las muecas de una persona con discapacidad, ¿qué pensarán los que me miran? ¿Pensarán que me estoy riendo de ella? ¿Pensarán que soy una persona insensible a las dificultades de los demás? ¿Me recriminarán mi falta de educación?

I mientras reflexionamos sobre ello, los niños, que seguramente no se han hecho ninguna de estas preguntas, felizmente seguirán jugando.

Si os sobran unos minutos, os recomendamos la fuerza incontestable de un mensaje: somos diferentes y somos iguales, tan simple como difícil de aceptar plenamente, y magníficamente expresado en un vídeo de la fundación AMPANS (http://www.ampans.cat/es/). Sin maquillaje, sin photoshop, sin protagonismo de nadie… la imagen de la discapacidad con toda su belleza y su fuerza interpeladora.

Cuando en un país los colectivos más indefensos y vulnerables se ven obligados a salir a la calle para defender sus derechos y gritar ESTO SÍ QUE NO! significa que las cosas no se estan haciendo bien. DEFENDAMOS EL DERECHO AL TRABAJO DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD Y DE LAS PERSONAS CON TRASTORNO MENTAL http://www.aixo-si-que-no.cat/

300 personas han conseguido grabar esta preciosa SceneMob ECOM por la discapacidad.

Esta Scene Mob se ha realizado para conmemorar el 40 aniversario de ECOM. Su objetivo es promover la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad física, por eso recrea escenarios de la vida real (una escuela, una pista deportiva, la terraza de un bar…) donde interactúan con normalidad personas con y sin discapacidad. ECOM es un movimiento asociativo, creado en 1971, que aglutina más de 175 asociaciones de personas con discapacidad física de todo el Estado español (145 de ellas de Cataluña). http://www.ecom.cat

Este año Pol ha empezado a participar en el proyecto de Psico-Art, sin duda una de las iniciativas relacionadas con la discapacidad mejor planteadas y ejecutadas de nuestro país.

Esta fundación, que lleva 20 años trabajando, recibió en 2009 el premio Dansacat. Os recomendamos que entréis en su web i conozcáis la iniciativa.

http://psicoart.voluntariat.org